¡Haz que tu vivienda se pague sola!

Contar con una casa propia tiene muchas ventajas y puntos a favor, como olvidarte de las mudanzas continuas, dejar de pagar rentas mensuales, hacer los cambios y decoraciones según tus preferencias, dejar depender de una tercera persona y lo mejor, generar tus propios ingresos.

Sí, leíste bien, ¡puedes generar ingresos con tu casa propia a través de la renta o alquiler de la misma!. Esta táctica es cada vez más utilizada para tener un dinero extra y de esa manera reforzar un poco el monto destinado para los gastos mensuales de la casa y cubrir otras necesidades.

Seguro estás pensando que poner tu casa en alquiler significa que deberás desalojarla y vivir en otro sitio,  a no ser que poseas dos propiedades y tengas una deshabilitada por lo cual rentes una de ellas puedes hacerlo, pero si no es el caso, existen diferentes formas de rentar tu domicilio y sacarle el mayor provecho.  Como por ejemplo:

Alquiler de un anexo
Si hay una parte de tu casa que no sueles usar y está un poco apartada o abandonada, como un sótano habilitado, un garaje independiente o un espacio externo, es la manera perfecta de convertirla en un pequeño departamento que podrás poner en renta para una o dos personas. Colocándole una habitación, baño y una pequeña cocina es suficiente para que una pareja o persona soltera pueda vivir cómodamente mientras tienes una entrada extra de dinero. Esta manera es bastante usada por numerosas personas con mucho éxito para ambas partes.

Alquila una habitación
En el caso de que no tengas un espacio adecuado para transformarlo en anexo o que vivas en un departamento puedes alquilar una habitación. Esta modalidad la puedes aplicar sobretodo para estudiantes que vienen de otras ciudades y necesitan un lugar en el que alojarse. Un alquiler con espacios compartidos como  la cocina y espacios de la casa para que también puedan cubrir sus necesidades básicas te ayudará a tener un ingreso extra.

Convierte tu garaje en parqueo
Una buena idea para generar ingresos  desde tu hogar es que si posees un espacio libre en tu garaje -o no posees un auto y por eso no lo utilizas para nada-, puedes darle un uso alquilando el estacionamiento por un tiempo establecido para las personas que necesiten aparcar su automóvil y no poseen un lugar disponible, ya sea porque van de visita a una vivienda cercana o porque se dirigirán a algún comercio cercano que no cuenta con un sitio para estacionar el coche.

“Bed & Breakfast”
Este término que en español se traduce a “cama y desayuno”, es usado para una nueva forma de alquilar tu casa. Trata de rentar una o más habitaciones a viajeros y turistas que necesiten hospedaje, sin ofrecer almuerzo y cena, ya que se cobraría aparte. Solo deberás mantener tu casa limpia, cambiar las sábanas de los huéspedes y preparar el desayuno.

De este modo, puedes rentar una parte de tu hogar, generando nuevos ingresos y evitando que sea una estadía permanente. Las tarifas a cobrar por este servicio van a depender de las condiciones y características que posean tu casa.

¿Estás listo para ganar dinero extra con tu vivienda propia?

Estas son solo algunas de las muchas ideas que puedes poner en práctica, recuerda que tu casa  puede ser la herramienta o el medio con el que generarás una entrada de dinero que será muy bien recibida por tus finanzas.

 

Imagen de Anonymous
CAPTCHA
Completa este paso para indicarnos que no eres un robot
8 + 1 = Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.